Hospedaje en El Cerro

Nadie lo podría imaginar. Sólo a un par de metros del centro de Pucón existe un bosque que parece encantado. Allí el tiempo se torna placentero, renovador. Increíblemente, conforme pasan los minutos, el cuerpo se siente más liviano y aflora la olvidada energía vital.